Mujer iroqués

martes, 20 de abril de 2021

20 DE ABRIL SIN 90


Como todos los años, toca mi entrada de aniversario y cumpleaños, y este año quero dedicarla a un tema que me toca mucho las narices en estas fechas. Y es que no imagináis el número de veces que alguien, al saber mi fecha de nacimiento, ha soltado, anda, como la canción de Celtas Cortos ¡qué guay, jajajaj!.

Y todas esas veces me he quedado con ganas de decirle, SÍ, COMO LA PUTA CANCIÓN DE CELTAS CORTOS

Que conste desde ya: me gustan Celtas Cortos. En directo me gustan incluso más y pese a mi torpeza y descoordinación brinco y bailo con ellos. La última vez, con nuestra hija, el año que se vino a vivir con nosotros, una noche de San Juan. Es un grupo que me trae muy buenos recuerdos. 

Y me diréis, pues de eso va precisamente la canción del 20 de abril, de los recuerdos, de la nostalgia, de los que ya no están, de lo que pudo ser y no fue. Y no digo que no vaya de eso, sino que es una canción tóxica hasta lo indecible.

Vamos a ir por partes. Se supone que lo que escuchamos es una carta que recibe una mujer, al parecer de un antiguo amor. Alguien que, deducimos, debió ser muy importante en su momento.

20 de abril del 90

Hola Chata, ¿cómo estás?

¿Te sorprende que te escriba?

Tanto tiempo, es normal

Pues es que estaba aquí solo

Me había puesto a recordar

Me entró la melancolía

Y te tenía que hablar

Mal empezamos. Alguien que no ha dado señales de vida en mucho tiempo, de pronto se asoma a decirte que esta tristón y solo y, claro, tenía que contárselo. Ese Te sorprende me viene a decir que es la puta primera vez que le escribe. 

Ya sólo por eso el tío me ha caído mal. He visto mucha gente así, desaparecen porque le aburres, o porque no tienen tiempo para ti, o porque se han olvidado de tu existencia, pero cuando las cosas le vienen mal dadas, asoman el hocico de nuevo. El caso típico del amigo que sólo te llama porque se acaba de divorciar y quiere recuperar el tiempo perdido

¿Recuerdas aquella noche en la cabaña del Turmo?

Las risas que nos hacíamos antes todos juntos

Hoy no queda casi nadie de los de antes

Y los que hay han cambiado

Han cambiado, sí

El estribillo es lo que la gente me suele señalar como un canto a la nostalgia. Y yo me pregunto ¿a la nostalgia de qué? la alusión a la cabaña y a las risas me vienen a sugerir que esa noche él y los colegas se cogieron un buen ciego, que corrió la bebida y la maría a raudales.

¿Que tendrían, 20, 25 años? Por ahí. Y hoy no queda casi nadie...

Mi amiga Elena recuerda muy bien esos años y esas risas, y recuerda también que todos sus colegas de esos años murieron muy jóvenes. Es lo que pasó con muchas de las pandis de colegas en esos años, en los finales 70, primeros 80 (son las fechas a que se refiere la canción, dado que escribe en 1990) Mi barrio no era tan chungo como otros de Madrid, pero ahí estaban también las pandas del parque, con la litrona. Con los años, les veías ir menguando, hasta que sólo quedaban un par de zombis en chandal, que aún te reconocían y siempre se acercaban a ver si tenías un par de duros. Al final dejabas de verlos, pero no dejabas de ver las jeringas por la mañana

Oh, los 80, los años guays, según nos cuentan los nostálgicos. Pues mira, yo no les tengo mucha nostalgia a los 80.

Y los que hay, han cambiado. Ya no se echan risas con él, quizás porque él es el que no ha cambiado. Y ahí sigue, a su puta bola, buscando quien le pague el próximo cuelgue.

Eso me lo confirma la siguiente estrofa, la más significativa

Pero bueno, ¿tú qué tal?, di

Lo mismo hasta tienes críos

¿Qué tal te va con el tío ese?

Espero sea divertido

Yo, la verdad, como siempre

Sigo currando en lo mismo

La música no me cansa

Pero me encuentro vacío

Es que ella fue muy importante para él, me dicen. Pues tan importante no le parecería cuando no sabe una mierda sobre su vida. Y suelta lo mismo hasta tienes crios, como quien dice, lo mismo te has comprado un patinete. 

Y que tal con el tío ese. Por el comentario entiendo que ella se hartó de sus mierdas, y conoció a otra persona con quien construyó una vida. Pero para él, es el tío ese, porque está claro que no puede ser tan guay como él, y sobre todo no puede ser tan divertido, con el tío ese no se echará tantas risas.

Y para que se note que él es auténtico, y que mola mucho más que el tío ese, le dice que sigue a lo mismo, a sus cosas y su música. Lo que significa que trapichea en lo que puede y cuando alguien le da bola saca la guitarra, a ver si le invitan a algo o hasta echa un polvo con alguna periquita.

De nuevo, he visto más de una vez al prota de la canción. Ese tío que fardaba, que era el centro de la fiesta, pero que no tenía vida más allá de la fiesta. De joven parecía guay, un espíritu libre, pero ahora sólo queda un gorrón que ha logrado alejar de sí a todo el mundo a fuerza de parasitarles. Si sus padres aún viven, se dedicará a sablearles, y si no le queda familia no tendrá ni donde caerse muerto. Por eso se siente vacío. Pero si le preguntas te dirá que es un artista y que es auténtico y que no se vende 

¿Recuerdas aquella noche en la cabaña del Turmo?

Las risas que nos hacíamos antes todos juntos

Hoy no queda casi nadie de los de antes

Y los que hay, han cambiado

Han cambiado, uh

El estribillo cobra más sentido. Probablemente esa noche fue su gran noche. Cuando se enrollaron, cuando el lo molaba todo, cuando todos esos que ya no están o, si están, han cambiado, le reían todas sus gracias y le consideraban el puto amo.

No tiene nostalgia de sus amigos, ni de ella. Tiene nostalgia de sí mismo, porque ese debió ser el momento álgido de su vida, y desde esa noche todo ha ido cuesta abajo. Cuando se mira en el espejo verá a un fantasma ojeroso y desgastado, al que seguramente le faltaran varios dientes, a quien  no le queda ni un perro que le ladre. Y se pregunta qué ha pasado, qué salió mal.

Así que no, no está haciendo un ejercicio de nostalgia. Está intentando aferrarse a ese recuerdo, a ver si así logra que esa chica a la que probablemente dejó tirada en cuanto se aburrió, le deje entrar de nuevo. Total, la vida que ha construido ella después de eso no cuenta, no es divertida. Ya se encargará él de traerle diversión.

Si te mola, me contestas

Espero que mis palabras

Desordenen tu conciencia

Pues nada chica, lo dicho

Hasta pronto, si nos vemos

Yo sigo con mis canciones

Y tú sigue con tus sueños

La vida de ella sin él, es un sueño, algo ficticio, no como sus canciones. Cuando está claro que lo que ese artista ha hecho durante los últimos ¿15 años? es vivir aferrado a una noche que, sospecho, para ella no debió ser tan guay como para quedarse anclada ahí. Lo que a él le parece un delito imperdonable, por eso quiere desordenar su conciencia. ¿CÓMO SE HA ATREVIDO A TENER UNA VIDA MÁS ALLÁ DE ÉL?

¿Recuerdas aquella noche en la cabaña del Turmo?

Las risas que nos hacíamos antes todos juntos

Hoy no queda casi nadie de los de antes

Y los que hay han cambiado

Han cambiado, sí.

Recuerdo bien mis noches en la cabaña del Turmo, he estado cien noches allí. Y algunas están grabadas a fuego en mi piel y me siguen doliendo como si la quemadura fuera de ayer mismo. No son recuerdos lejanos, de cuando era joven y todo parecía más brillante, sino momentos tan cercanos que casi los siento en mi piel. 

No las he olvidado. Todas y cada una de esas noches siguen en mi memoria, y seguirán ahí, hasta que mi cabeza empiece a fallar, como bellos recuerdos y como parte de mi camino. Pero ni mi camino ni mi reloj se detuvieron ahí. Seguí caminando, y esos recuerdos, incluso los más dolorosos, no me lastran, simplemente me acompañan.

La vida no se detuvo en la cabaña del Turmo. Para algunos siguió un poco más, y ahí se acabó su camino. Para otros, para la mujer a la que va destinada esa carta, fue sólo una noche más. Sólo el artista ha hecho de esa noche el centro de su universo. Porque el resto de su vida, a partir de ahí, no vale una mierda, y necesita que la vida de ella también sea una mierda, que para ella sólo exista la puta noche en la cabaña del Turmo. Es decir, que sólo exista él.

Incluso el vídeoclip, en su momento, reflejaba esa toxicidad de mierda, ya que siempre que sale él todo es colorido, alegre, bohemio, mientras que ella vive en blanco y negro, y esclavizada, por eso se ha ido a leerla al parque, no sea que el tío ese sepa que su mágico amante de juventud la ha escrito.

Pues ¿sabes una cosa, cretino? En mi cabeza, cuando ella se aleja, tu carta acaba en una papelera, junto con el sobre y tu dirección. Así que sigue con tu guitarra en tu fantasía, pero no esperes respuesta. Porque la vida no se construye en base a una noche olvidada, con unos colegas que acabaron en una cuneta con una jeringa en el brazo y de los que probablemente no recuerdes ni el nombre, porque para ti solo eran figurantes. Y si la vida de ella no es buena, ya hará ELLA por cambiarla, sin necesidad de que la rescates.

Ni tu historia es tan importante, ni tu vida es el centro de nada, ni puedes regresar a aquella noche. De la cabaña no quedan más que algunos escombros, y cuando mañana te mires en el espejo seguirás sin reconocerte.

Y ella no estará a tu lado, porque los caminos no se desandan.


martes, 6 de abril de 2021

"¡NO ES REALISTA!"



Cada poco tiempo vuelve a surgir el debate sobre lo forzado que resulta la inclusión de personajes LGTB o racializados en obras de ficción. No hace mucho tuvimos las quejas de los de siempre porque la serie de los Brigdgert... los Bridg... los Bridterg... la de los baroneses follarines, incluía personajes afro en el entorno de la Regencia. También hubo protestas porque al final de EndGame el Capi entregara su escudo a Falcon en vez de a Bucky y, por supuesto, hubo voces airadas por la insinuación de que Bucky, el Soldado de Invierno, tuviera algún secreto deseo gayer por los firmes y redondeados glúteos de Steve Rogers.

Tenemos la misma murga cada vez que en alguna obra sale un personaje femenino, no ya protagonista, sino con verdadera relevancia más allá de ser la pitufina, la excusa desencadenante (secuestrada, asesinada, violada...) o el interés romántico. Si además ese personaje es homosexual, tendremos asegurado el grito en el cielo, como se dio con los escasísimos fotogramas en los que dos mujeres se besaban al final del Episodio IX.

Claro que ninguno de los borregos que se apuntan a las protestas  va a decir no quiero ese tipo de personajes porque soy racista/machista/homófobo/transfobo. No, siempre van a buscar alguna justificación, y la favorita de todas ellas, a la que más se aferran es gritar muy alto ¡no es realista!

Lo de que no es realista que haya, por ejemplo, homosexuales, africanos o mujeres fuertes en una historia me hace mucha gracia, porque viene a presuponer que ese tipo de seres son personajes de ficción completamente inverosímiles. En el caso del solitario beso sáfico del Episodio IX, si tenemos en cuenta que entre un  5 y un 10 % de la población se puede etiquetar como homosexual, y ese porcentaje sube mucho si pensamos en la gente bisexual, lo que es poco realista es que durante 9 películas sólo haya aparecido una pareja de lesbianas EN TODA LA PUTA GALAXIA, al igual que es bastante ridículo que la inmensa mayoría de los humanos de esa saga sean caucásicos, cuando esa etnicidad es minoritaria en nuestro universo REAL, donde por cada paliducho hay al menos seis personas con tonos de piel más oscuros.

Y no digamos nada de la gordofobia, que para un señor entradito en carnes que hay en toda la saga me lo liquidan en la primera peli. Y encima me le apodan Porkins, jaja qué graciosos y chispeantes, a lo mejor su segundo apellido era Fatty.

Lo más flipante es la profunda ignorancia que suelen demostrar esos señores (porque en un 95,73% son señores) sobre las materias que tanto gustan de comentar. Lo de Falcon como nuevo Capitán América ES CANÓNICO en el universo Marvel, se ve que esa etapa de la serie se les debió quedar en el montón delecturaspendientes (si es que saben leer, claro está). Por no mencionar que cuando se estrenó Mad Max FuryRoad los quejumbrosos protestaban porque estaban metiendo con calzador una mujer fuerte que le robaba el protagonismo al héroe. Vaya, no me digas ¿Como Tina Turner precisamente en la anterior película de Mad Max, Más allá de la Cúpula del trueno? Y no me suena que hubiera quejas en ese momento. Pero claro, en los 80 nadie ponía en duda la normatividad masculina, una Tina Turner o una Sigourney Weaver sólo eran gotas en un océano de machotes. En cambio, presentar un equipo de mujeres cazafantasmas es coger su infancia, violarla, quemarla y arrojar las cenizas a una incineradora

Bueno, algunos ya se sentían amenazados por esas fechas . En esos años estaban en los kioskos los XMen de Claremont. Todo iba bien, las chicas llevaban lindos uniformes (muy poco prácticos) y sabían estar en su sitio. Pero entonces Ororo se hartó, se rapó la cabeza, empezó a vestir macarra, y se preguntó porqué tenía que obedecer las órdenes de un blanquito estirado y reprimido. Al final, y tras darle una buena paliza* al pelma de Scott Summers, se alzó como líder indiscutible del grupo y las cosas empezaron a cambiar. Pícara ya apuntaba maneras, Rachel Summers se convirtió en el nuevo avatar de Fénix, y hasta Dazzler, el personaje con la base argumental más patética** del universo Marvel, se convirtió en un puntal del equipo.

Esto os va a dejar flipando, resulta que LOS FUTUROS SEÑOROS FUERON ADOLESCENTES QUEJICAS. Aún recuerdo las protestas en la sección de cartas de los lectores, que se resumían en: ésta ya no es mi patrulla X, ahora es un grupo de chicas, ESO NO ES REALISTA. 

O sea, que en un universo de ficción en el que un villano adquiere los poderes de una morsa, Leonardo Da Vinci viaja en el tiempo y unos alienígenas verdes se convierten en vacas y son ordeñados, el que una mujer tenga capacidad de liderazgo no es realista

Traducción, exijo que todo lo que lea, vea, consuma, me representa a mí, pobre varón blanco heterosexual duramente oprimido. Y desde entonces ya no han dejado de quejarse. Imagínate que no les dejan hacer ya ni chistes de maricones, de señoras que tienen la regla, de violaciones, de negros, de retrasados... qué vergüenza de corrección política, que no me deja reírme de los que no son como yo y ya no me puedo sentir identificado con absolutamente todo lo que veo. ES UNA PERSECUCIÓN

En fin, no vale la pena ahondar en el tema mucho más. Los quejicas van a seguir con sus letanías porque, por mucho que les joda, la sociedad ha seguido caminando en vez de quedarse congelada en el punto que a ellos ya les iba bien, y personalmente no creo que valga la pena intentar razonar con ese tipo de gente. Si alguien ve creíble que el Dios del Trueno haga chistes colgando en una jaula, pero le parece inadmisible, imperdonable y altamente ofensivo que una valkiria sea negra***, no hay nada que rascar ahí. Donde no hay mata, no hay patata.

Para terminar, me gustaría hacer una reflexión personal. A primeros de los 90, cuando se estaba publicando Sandman, A Game Of You, un crítico publicó una reseña de la serie en la que, como única queja, planteaba que Gaiman estaba obsesionado con personajes muy marginales. Prácticamente en cada capítulo había aficionados al BDSM, drogadictos, lesbianas, gays, trans****... y eso no era realistano hay tanta gente así, la mayoría somos normales. Yo tendría entonces ¿26 años? y pensé, bueno, sí, es cierto que me mete un montón de personajes muy minoritarios, pero no lo hace porque sí, tiene sentido dentro de la historia.

Bueno, pronto cumpliré 55 y la mayor parte de la gente con la que me relaciono es gay, lesbo, ace, bi*****, BDSM, trans... no hay mucha gente racializada******, pero sospecho que eso es puro azar estadístico. Y desde luego mi propia vida no se corresponde precisamente con lo que la gente bien pensante considera normal.

Eso no quiere decir que mi experiencia sea representativa. Evidentemente hubo un momento a partir del cual me aparte del promedio. Pero no tuve que atravesar océanos ni desiertos, me bastó dar un pasito fuera de la normalidad, para descubrir que el mundo era un lugar maravillosamente rico y variado, a todos los niveles.

En cualquier caso, tengo claro que quien quiera que esté guionizando mi vida está haciendo un trabajo excelente.  A poco que abras un poco la ventana y te asomes fuera de la normalidad, el mundo es más vivo, más colorido y mucho más interesante.

Y mira, si eso no os parece realista, sólo puedo desear que disfrutéis mucho de vuestra normalidad. Por lo que a mí respecta, VIVA LA IRREALIDAD.

* Una paliza doblemente meritoria porque Ororo carecía de poderes en esa etapa de la saga, y quedó tan claro que Ororo era la fucking Ama que Scott se fue del grupo porque a él, lo de que mandara una señora, le rompía su frágil masculinidad.

** Era una chica discotequera que convertía la música disco en rayos de luz. O sea, el Hombre Topo, a su lado, es un coloso mitológico.

*** Ni os imaginais la cantidad de señoros que, con el estreno de Thor Ragnarok, resultaron ser expertos eruditos en mitología nórdica, y prootestaron por la falta de realismo.

**** Sí, en la cabeza de lo señoros está todo mezclado, orientación, género, kinks, adicciones... sospecho que el pegamento que une todo eso es su convicción de que todo el mundo se lo pasa mejor que él, y eso jode*******.

*****Por si alguien no lo sabía, soy bi.

******Pero en mi propio entorno familiar directo hay mucha más variación étnica que hace tres décadas. También esa normalidad va diluyéndose

******* Uno de los elementos más curiosos de la homofobia es la envidia de los machos hetero, convencidos de que los gays follan muchísimo más que ellos


sábado, 27 de marzo de 2021

LOS LÍMITES DEL (poli)HUMOR

 Ayer tuvo lugar en las redes, sobre todo en twitter, un cierto alboroto tras la publicación de un vídeo de Pantomima Full, dedicado al poliamor. Mi reacción al verlo fue reírme un montón, ya que, como suele ser habitual en los sketchs de este duo, los tópicos que satirizan son muy, muy reales.


Compartí el video, hice un par de cometarios y no le di más importancia. Hasta que un par de horas después, al volver a entrar en la red, me encontré un montón de comentarios. Algunos, los más divertidos, comentaban el tema de forma irónica, otros estaban profundamente alterados. Ambos tipos de comentarios partían de la misma premisa: que los de Pantomima habían hecho una burla del poliamor desde fuera, señalando los topicazos usuales. 

El núcleo de los comentarios humorísticos fue un divertido hilo de AliceN  en el que se fueron listando otros tópicos que podrían hacerse sobre el tema para hacer un vídeo similar desde dentro del entorno poli (yo mismo propuse un par de ideas) Personalmente, creo que fue una excelente reacción y me reí a gusto (y no fui el único) con las sugerencias. En particular me encantaron...

Decidimos abrir la relación, pero mi pareja no quiere saber nada de las otras UN PLAN SIN FISURAS

Lo importante es que tus parejas se lleven bien entre elles CUANDO SE JUNTAN TE PONEN VERDE

Por supuesto, todo el mundo tiene los análisis al día RESFRIADOS EN CADENA

Es GENIAL que nos podamos reír de nosotres mismes. De hecho creo que ese es uno de los puntales del humor más sano. Sin embargo a medida que seguí el tema me empecé a encontrar con comentarios de otro cariz. E (uno de mis amores) me enlazó los hilos de dos señores ofendidísimos porque ese vídeo desvirtualiza el verdadero sentido del poliamor, porque gente que es incapaz de manejar una sola relación sana, no tiene ni idea sobre el poliamor y encima creen que pueden dar lecciones de algo.

Otros se lanzaron a hacer profundas disertaciones sobre el BERDADERO espíritu del poliamor porque sentían que era preciso compartir con el mundo su sabiduría, a ser posible con muchas palabras de las de de a cien euros. Incluso, cuando me reí de tanta seriedad, uno me soltó que en vez de opinar lo que debía hacer era leer SU hilo sobre que el poliamor no es sexo. 

BAMOSHABER, tontolababa pedante, si me estoy riendo es porque te he leído. Y no necesito que me cuentes tu sagrada verdad, llevo lidiando con mi vida y mis emociones muchos años.

Los argumentos más usuales iban en la línea más tópica que podáis imaginar cuando alguien se queja de una sátira: que se están burlando sin conocer el tema desde dentro, Pantomima Full tuvo gracia alguna vez, pero ya hace mucho que no molan, sólo señalan cuatro lugares comunes...

Ya. Todo eso es cierto. Es que por eso es una parodia. O, si lo preferís, una CA-RI-CA-TU-RA. Al hacer una caricatura no intentas hacer un retrato fiel, sin que buscas los elementos más llamativos y cómicos y los exageras muchísimo ¿De verdad es necesario explicar eso?

¿Que lo ven desde fuera? Pues claro, igual que vieron desde fuera a los runners, a los ecolos, a los romanticos, a los coachs, a los del concierto, a los críticos de cine, a los del desparrame nocturno, a los de Malasaña, a los del vermuth... ¿qué pensabais, que eran todas esas cosas y por eso tenían derecho a caricaturizarlas? PERO OJO, LO MÍO NO LO TOQUES, LO MÍO ES DIFERENTE

(No recuerdo que cuando hicieran el vídeo de EL POETA salieran a manifestarse los poetas indignados. Será que no están en las redes, o ese día estaban todos con las musas y no se enteraron)

Ese personaje es una burda parodia. No. Ese tipo de personaje, ES MUY REAL, HASTA EN EL MISTICISMO DE BARATILLO, y por cierto, son hombres en un 99%. 

Mi favorita, ya no tienen gracia. Vaya por Dios, tuvieron gracia hasta ayer, pero resulta, y ya es casualidad, que han perdido su toque justo justo justo cuando te hacen la parodia a ti.

Total, que iba a empezar a reírme públicamente de ese tipo de comentarios y preguntar, por favor, que me dijeran cuales eran los límites del humor, porque evidentemente habían sido violados y libertad de expresión sí pero dentro de un orden, cuando me encontré con que la cosa había saltado de nivel. Había empezado el linchamiento.

Una persona con quien he tenido ocasión de hablar en varias ocasiones, que ha sido víctima de ese tipo de individuo que se retrata en el vídeo, compartió el sketch y se rio, señalando esos comportamientos. Y de pronto le empezaron a llover los ataques y los insultos.  Entre las acusaciones vi cosas como Te hace gracia un vídeo que mete mierda de mi modelo relacional... no das para más... no tienes derecho a hablar porque no sabes de qué va una relación poliamorosa... eres incapaz de manejar una relación sana... no puedes ir dando lecciones... tu opinión de mierda me la suda.

No me he inventado esos comentarios: los leí ayer

Ahí ya dejé de reírme y empecé a cabrearme mucho. Esta persona ha sido, y lo repito en mayúsculas, VÍCTIMA. No se lo ha inventado, conozco muy bien lo sucedido. Y de pronto un montón de personas que se han llenado en su momento la boca con el #yositecreo se lanzan a atacarla porque a saber qué habrá pasado, porque la culpa es suya por no saber gestionar, porque no sabe elegir con quien se relaciona...

Hubo un momento en el que estuve a punto de entrar al trapo dando nombres y apellidos, para poder soltarle en la cara a todos esos mierderos que el indeseable de quien hablaba la muchacha es alguien a quien tienen en un pedestal y a quien retuitean y adulan cada vez que sale por las redes pontificando sobre temas éticos, pero me contuve. Si ella optó por no entrar al trapo y en cambio eligió reírse de esa gente tan tan tan sensible y con la piel más fina que una muestra de microscopio, no iba a ser yo quien lo hiciera.

He leído cosas que me hicieron avergonzarme, como TE ESTÁS BURLANDO DE QUIENES SUFRIMOS EXCLUSION SOCIAL

Con dos cojones

Exclusión social.

Y otro añadió por videos como éste no me alquilan pisos.

Mira, mermao ANDA Y QUE TE JODAN y ya podéis bloquearme todos los de la exclusión social. Exclusión social es estar al borde de perderlo todo, de ser invisible, de caer fuera de todos los vínculos. Exclusión social es lo que sufren los que llegan en una patera medio muertos de deshidratación, lo que viven día a día yonquis, prostitutas, las personas con graves trastornos, familias desahuciadas que se ven en la calle con una maleta y sus hijos mirando sin entender qué ha pasado, enfermos crónicos que no pueden ni relacionarse, parados de larga duración que se preguntan de qué vivirán la semana que viene. A ti, te mirarán raro y comentarán a tus espaldas, como a mí. Y tu familia seguramente te considerará como un caso aparte. Y habrá burlas sobre el tema. No es cómodo y no mola nada. Y en efecto, la ley no contempla matrimonios de tres y eso es un problema real PERO NO ES EXCLUSIÓN SOCIAL. Y, si estás en ese riesgo realmente, no lo será por qué tipo de relaciones vivas, sino probablemente porque eres una persona pobre, racializada, o segregada, causas mucho más materiales y dolorosas*.

Con permiso de Z, comparto lo que ella dijo al respecto. Por cierto, tanto Z como yo, por si alguien aún no se ha dado cuenta leyendo este hilo, conocemos ese entorno y lo criticamos DESDE DENTRO.

Lo que empezó como un tema divertido acabó como una cruzada por parte de personas que al parecer necesitan sentirse víctimas y exigen que SU opción sea la única intocable. Pues NO.  No puedes sacralizar una forma de relacionarte, ni exigir que esté a salvo de toda crítica, oh, me estás haciendo daño si señalas cosas malas. Y tampoco puedes usar como defensa el es que eso que retratan no es el BERDADERO poliamor.

Resulta que las relaciones poliamorosas tóxicas no dejan de ser relaciones poliamorosas, igual que las relaciones monógamas tóxicas no dejan de ser monógamas. Porque los inmaduros, los manipuladores y los elefantes en una cacharrería existen y son muy reales EN CUALQUIER MODELO RELACIONAL. Oh, sorpresa, las etiquetas y los dogmas no cambian a la gente, y puedes creer sinceramente que las relaciones abiertas son tu camino y ser una persona de mierda.

No, majetes, decir soy poliamoroso no te transforma automáticamente en un ser de luz. Y la prueba es vuestra reacción, escupiendo odio y frustración como hicisteis ayer. Con mención especial al señor (qué casualidad, era un señor) que tuvo el cuajo de ordenar a la chica que borrase sus tuits.

¿PERO QUIEN COÑO TE HAS CREIDO QUE ERES, MACHITO DE MIERRRRRRRRRRDA?

En fin, tras esto  ya no podré quejarme cuando alguien me diga los poliamorosos parecéis una secta, porque ayer, en efecto, vi a la secta. Al parecer la BERDADERA FE ha sido insultada, y muy probablemente seré señalado como hereje por mis opiniones, se me señalará por las calles y seré apartado de la Santa Hermandad. Por suerte ya hace tiempo que me señalaron la puerta, y en esa ocasión lo hicieron con todo el derecho del mundo, así que me la pela lo que tengan que decirme.

Y si alguno de los ofendidos viene a insultarme, con calzarle un muteo y dejarle escupiendo salivillas a su pantalla, solucionado.

No obstante, tened cuidado cuando expreséis vuestras opiniones en público, sobre todo si no concuerdan con las fantasías de esa gente que necesita situarse en un pedestal para mostrar su superioridad moral. Puede que les ofendáis, y ya sabéis lo que pasa en esos casos, la lluvia de improperios te puede coger por sorpresa.

Nobody expects the poliamorous inquisition



* Como me ha hecho notar, muy acertadamente, mi amiga El, si eres mujer y dices que tienes relaciones abiertas vas a vivir situaciones mucho más problemáticas y complicadas que si eres un hombre.

viernes, 19 de marzo de 2021

QUEDA MUCHO CAMINO POR RECORRER

 Hay momentos en los que ODIO tener razón. Hace años ofrecí en Desgranado Ciencia una charla sobre el sesgo de género en la ilustración científica. En ella hablé acerca de como los paleontólogos del XIX ninguneaban a la mujer, y ese sesgo se ha ido transmitiendo de forma inconsciente. Podéis verla y escucharla aquí

Ayer, por casualidad, mi amiga R me mostró, con comprensible cabreo, la nueva reconstrucción que se ha presentado del esqueleto H3, un joven adolescente Antecessor inicialmente conocido como El Chico de la Gran Dolina (por la excavación en la que fue encontrado)

Que ha resultado ser, después de todo, una mujer adolescente.

Un magnífico paleoilustrador, Tom Björklund, cuyo trabajo admiro y respeto profundamente, ha hecho una reconstrucción de La Chica de la Gran Dolina. Como veis, ha hecho un gran trabajo: vemos a una humana, con unos rasgos claramente distintos a los nuestros, pero con ese punto que nos hace reconocernos como parientes. Si nos cruzáramos con ella por la calle quizás pensaríamos que su frente es un poco extraña, y poco más, pese a que nos separan cientos de miles de años.



Quiero insistir en este punto: tanto a nivel científico (la recreación anatómica) como conceptual (el aire claramente humano) esta ilustración es IMPECABLE.

El problema viene cuando la comparamos con la reconstrucción que se hizo en los años 90, cuando H3 fue identificado, erróneamente, como un muchacho. Esta ilustración es obra de otro grande. Que me perdone Tom, pero Mauricio Antón fue la persona que me enseñó los principios de la paleorreconstrucción, y le considero, además de como a un artista de primer orden, amigo y maestro. 

Bueno, pues aquí tenemos al Chico de la Gran Dolina.



Anatómicamente, ambas imágenes son similares. Se trata del mismo rostro, dado que ambos autores trabajaron sobre los mismos restos. Pero el tratamiento de la persona es muy diferente. Mauricio hizo a un muchacho vibrante, dinámico, sus músculos en tensión, el cabello en movimiento, como si corriera, y una expresión de alegría contagiosa, casi a punto de la carcajada.

Pero resulta que ahora sabemos que El Chico en realidad es La Chica y si vamos a su nueva imagen oficial....

UPSSSSSSS

La muchacha está inmóvil, pasiva, nos mira con aspecto tímido y tiene la boca bien cerrada. Es más, mientras que la iluminación de la imagen de Mauricio nos muestra que El Chico está al aire libre, La Chica está al fondo de la cueva.

El sesgo de género, una vez más. EL PUTO SESGO DE GÉNERO. La imagen de Mauricio sigue siendo un retrato perfecto para H3, aunque sepamos que es una mujer. De hecho hizo en su momento otro retrato del mismo individuo, y como podéis ver bastaría una mínima modificación en la forma del pecho para convertirlo en ella. Y aunque es una imagen estática sigue ofreciéndonos a una persona que nos mira con firmeza, sin debilidad.


Lo mismo sucede con esta otra imagen que hizo Mauricio de una mujer algo más mayor de la Sima de los Huesos. No hay nada en ella que sugiera timidez o indefensión


En cambio la nueva Chica de la Gran Dolina nos mira con temor. Es más, si nos fijamos en el ángulo de la figura, la estamos viendo desde arriba, mientras que en las reconstrucciones de Antón, hombres y mujeres nos miran a nuestro nivel. Como iguales.

Tom no está haciendo una imagen sesgada de forma deliberada. Es el sesgo inconsciente del que hablo en mi charla, que arranca en el siglo XIX y se sigue transmitiendo, precisamente porque no somos conscientes. Por eso vemos esa diferencia en las imágenes. Por eso la niña tiene la boca cerrada.

¿Cuántas veces no hemos escuchado el Calladita estás más guapa?

Y bien peinada, y con la carita lavada.

Nos queda mucho camino por recorrer, incluso en un campo tan especializado como el del paleoarte. Llevo casi una década ilustrando mujeres antiguas cazando y usando lanzas (si sois lectores habituales de mi blog conoceréis esta entrada) Pues bien, por fin los paleoantropólogos aceptan que sí, las mujeres de las culturas prehistóricas cazaban, y el artículo en el que se explicaban las pruebas y su análisis fue ilustrado con esta imagen...



... en la que han tenido los cojonazos de vestir a la mujer DE ROSA, para que se note bien que es una mujer. Y en pose de modelo, sin dinamismo alguno, cuando usar una lanzadera como la de la imagen es un ejercicio especialmente dinámico.

Los prejuicios tardan en morir, y tardan mucho más si no luchamos conscientemente contra ellos. Mauricio lo hace. Yo, aprendiendo de su trabajo y de los magníficos ensayos de Stephen Jay Gould, trato de hacerlo. Espero que Tom, que hasta ahora no había caído en el sesgo de una forma tan evidente, no vuelva a hacerlo.

Como digo en mi charla, somos animales visuales, y debemos cuidar qué es lo que muestran nuestras imágenes. Para que los lectores no se sorprendan cuando representamos a una mujer defendiéndose de un oso con una lanza, porque ni os imagináis la de veces que me han preguntado ya pero ¿hay alguna prueba de que ellas usaran lanzas?

Si alguna vez te has hecho esa pregunta, pregúntate de vuelta ¿conoces alguna prueba de que las usaran ellos? o, parafraseando a Galeano, al hablar de las pinturas rupestres ¿porqué das por hecho de que fueron pintadas por ellos, Y NO POR ELLAS?

Yo intentaré seguir revisándome mi sesgo. Por favor, no dejéis de hacerlo vosotros.

Y dejemos que la Chica de la Dolina pueda reír abiertamente, como cualquier otra persona

martes, 16 de marzo de 2021

RECORDANDO A LILITH


Una mujer alada, con garras de ave de presa, rodeada por dos búhos, abre sus manos en señal de ¿acogida? ¿respeto? Podría ser un aspecto de Ishtar/Astarté, la Señora adorada por fenicios y caldeos.

O, si nos atenemos a algunas viejas interpretaciones, podría ser un personaje muy diferente

Su nombre ha sido asociado, durante siglos, a la maldad. Se la ha considerado madre de demonios, amante de serpientes y Enemiga. Enemiga de los hombres y de los hijos de los hombres, seductora infame y la más temible de los súcubos. La oscuridad encarnada en mujer.

 Las primeras alusiones que tenemos sobre Ella podrían remontarse a los comienzos de la Historia escrita, ya que se la menciona en uno de los relatos de Gilgamesh, en el descenso de Enkidú a los infiernos, en la tabla duodécima. No obstante, este poema en concreto no parece ser parte del ciclo original, sino un añadido acadio, y no hay copias anteriores al 600 AC, así que puede que su origen sea posterior a los sumerios.

Un sauce crece en las tierras lejanas, su madera destinada al trono de Innana. Mas un demonio oscuro ha hecho de él su refugio, Ki-sikil-lil-la-ke, la Reina de la Noche, protegida por la Serpiente e Indugud, el Ave de la Tormenta y la Oscuridad. Cuando Gilgamesh aplasta a la Serpiente, Ki-sikil-lil-la-ke destruye el árbol y se refugia en las montañas.

Los hebreos conocieron a la Señora Oscura en su exilio babilonio, y le dieron el nombre por el que la conocemos: Lilith. 

La tradición cristiana no ha hecho demasiado caso de Lilith, más allá de señalarla como una antítesis de la bondad y sometimiento de María. Lilith encarna el pecado más horrible de la mujer, el mismo que cometió Eva: la desobediencia. Los traductores de la Biblia la identificaron con la lamia griega, y la asociaron a la lechuza. En las supersticiones heredadas del paganismo, Lilith es antecesora del vampirismo, ya que busca la sangre de los niños recién nacidos. Sin embargo no hay nada definido sobre ella, ninguna interpretación oficial.

Es lógico que así sea, ya que en el texto bíblico , la Torá, sólo hay una mención a ella. 

Ya no existen sus nobles, ya no se proclaman sus reyes; sus príncipes han huido. Sus castillos estarán cubiertos de espinos, sus fortalezas de cardos y abrojos. Será morada de chacales y refugio de avestruces.  Los gatos monteses se encontrarán con las bestias del desierto, los sátiros se llamarán unos a otros. Allí reposará la Lilith y encontrará un lugar para descansar. Allí anidará la lechuza y pondrá huevos, los incubará y los recogerá a su sombra (Isaías 34)

Sin embargo, la mitología talmúdica la menciona de forma mucho más extensa. Y, lo que resulta mucho más interesante, lo hace de forma que, siendo como fue para los antiguos hebreos un personaje maligno, hoy no podemos sino reverenciarla como encarnación de la dignidad. 

Voy a ofreceros mi versión, sincrética respecto a esas tradiciones, cuya versión más conocida son los textos de Ben Sira, difundidos a partir del siglo VIII de nuestra era.

Y dice esa leyenda, que Yahvé dio forma a un ser que era distinto a todos, un gigante hermafrodita, con dos cabezas, dos sexos, cuatro brazos y cuatro piernas, y luego lo separó en dos cuerpos, y estos fueron Adam y Lilith. En versiones posteriores, como la de Reuben ben Hoshke, en el siglo XVII, Lilith y Adam son creados por separado, pero ambos de la misma forma (a partir del barro, e insuflados del aliento divino a la vez) A los efectos, el resultado viene a ser el mismo, la igualdad entre ambos, pero prefiero seguir el mito antiguo, y ya tenemos a Adam y Lilith separados a partir de un único ser.

Y, aunque separados, buscaban volver a unirse, así que Adam ordenó a Lilith que se tumbara y yaciera bajo él, para poseerla y volver a ser uno. Mas Lilith se negó.

¿No somos acaso iguales? ¿No fuimos ambos mitad? ¿Porqué debería yo yacer debajo de ti?

Entonces Adam se quejó a Yahvé, y éste ordenó a Lilith que obedeciera. Más ella se negó y abandonó el Jardín. Y se refugió en los montes que lo rodeaban, y allí sedujo a los serafines, y poseyó al mismísimo arcángel Samael. De ellos tuvo progenie, los lilim (de Lilu, la palabra sumeria para espíritu o fantasma), que ansían la sangre de los hijos de Adam. Porque Lilith declaró odio eterno y guerra a Adam y todos sus descendientes. Por eso los rabinos, en los funerales, dan siete vueltas alrededor del cuerpo del hombre, para que los lilim no lo profanen.

Hasta aquí el mito genérico, pero hay tradiciones que añaden un interesante giro final. Porque, como recordaréis, Adam recibió de Yahvé otra esposa, Eva, carne de su carne, mas ésta fue engañada por la Serpiente (y hay quien dice que la serpiente sería Lilith, y que no intentaba engañar sino ayudar a la segunda esposa de Adam) y finalmente Yahvé les expulsó del Jardín, temiendo que tras adquirir la Sabiduría lograran también la Vida y fueran sus iguales

Y el giro tiene lugar más tarde, porque se dice que Yahvé se sentía solo, vagaba por las tierras que rodeaban el Jardín, y se hizo el encontradizo con Lilith, buscando alivio a su soledad. Y Lilith accedió, a condición de que Yahvé yaciera debajo.

Y Yahvé accedió, y se tumbó bajo ella.

De esta forma la imagen de la desobediencia, el baldón de la mujer, se da la vuelta y se convierte en el triunfo de la dignidad, y en el gesto de rebeldía supremo, dominando al Creador.

Así que ya sabéis, amigas. Cuando folliciáis sobre un señor, lo sometéis, le negáis su poder y lo hacéis en nombre de Lilith, la que humilla a los hombres. Y a su Dios envidioso, temeroso y vergonzante.

Hay un epílogo a esta historia, en un relato de Primo Levi: dice que Lilith siguió poseyendo al Señor durante años, para escándalo de todos, pero llegó la Shoah. Y Primo la vio caminar en Auschwizt, envuelta en un manto negro, trenzando su largo cabello, riendo, y mirándoles con ojos lúcidos llenos de lluvia.




domingo, 28 de febrero de 2021

CUIDADOS (IV) Las expectativas

Uno de los temas recurrentes en el mundo de las relaciones abiertas es el problema de las expectativas. Resumiendo mucho el argumento general, se viene a decir que tú no eres responsable de las expectativas de otras personas, y a la inversa, que poner unas expectativas demasiado altas en una relación es una forma segura de ahogarla.

Una vez más no hay nada que objetar a esos dos planteamientos. Una vez más, su aplicación práctica puede convertirse con excesiva facilidad en una excusa con la que justificar todo tipo de actitudes y omisiones más que cuestionables, porque facilitan señalar al otro (y sus expectativas) como causa de cualquier desavenencia y sirven de tapadera para nuestro propio egoísmo.

Sobre el papel, se supone que al iniciar una relación deberíamos hablar y consensuar qué debemos esperar de la otra persona. Por desgracia, lo que sucede con demasiada frecuencia es que se da por hecho que, como las expectativas son el problema, debemos reducirlas al mínimo, e incluso deberíamos prescindir de ellas absolutamente, dejando que la relación fluya de forma libre y natural.

A estas alturas del blog supongo que ya sabréis lo mucho que aborrezco ese concepto de fluir.

Para los narcisistas, egoístas, depredadores, o simples perezosos, esa rebaja de las expectativas es una bendición, ya que les permite desatender, abandonar e incluso maltratar a sus relaciones manteniendo en todo momento su aura de santidad. Ellos* no están actuando mal, la culpa es de la otra parte, que se ha creado unas expectativas irreales y además te está asfixiando con ellas.

Evidentemente una relación sin expectativas es perfectamente legítima, siempre y cuando ambas partes estén de acuerdo en ello. Si vuestro único interés es tener a alguien con quien poder echar un polvo o ir a una fiesta, no hay nada malo en ello. 

(He dicho de acuerdo en ello y debería añadir de forma equilibrada, porque he visto relaciones en las que una de las partes siente amenazada su libertad porque la otra le mande un DM  una vez al mes, pero exigen que esa persona cuyas expectativas le parecen tan asfixiantes esté siempre dispuesta a prestarle atención) 

Pero si nuestras relaciones van más allá de lo puramente lúdico, y sobre todo si intentamos construir redes, las expectativas no deberían ser un problema sino una forma de establecer unos mínimos sólidos sobre los que funcionar.

¿Qué puedo esperar, razonablemente, de alguien con quien establezco una relación de intimidad y confianza? (y esto vale para cualquier relación, no sólo las abiertas) Personalmente creo que hay siete puntos irrenunciables, aunque supongo que cada persona tendrá sus propios baremos y límites, así que no lo toméis como un texto sagrado

_ Sinceridad. De partida, porque para establecer un acuerdo razonable es preciso que seamos francos en lo que la relación se refiere. Si sólo busco sexo, debería decirlo abiertamente, no esconderlo bajo un montón de palabrería bonita. A medio y largo plazo, porque si vemos que esa persona nos está mintiendo** y miente a otras personas, lo más sensato es alejarnos, ya que no vamos a poder confiar ni sentirnos seguros. Y si oculta vuestra relación a otras personas con excusas como esto es algo que solo nos incumbe a nosotros, deberías preguntarte cuánto te aprecia realmente

_ Amabilidad. No me cansaré de decirlo, la sinceridad sin amabilidad es crueldad. Si alguien nos golpea una y otra vez con su sinceridad, probablemente no le importemos una mierda.

_ Atención. No se trata de que alguien esté pendiente de nosotros las 24 horas del día, pero sí que responda cuando necesitamos hablar, aunque sea para decir ahora no puedo, te llamo en cuanto esté libre. 

_ Comunicación. Explica porqué haces las cosas. Si la otra persona te propone, por ejemplo, pasar unos días juntos, y prefieres no hacerlo, explícale tus razones, aunque sean pereza o cansancio. No dejes a la otra persona intentando entender qué sucede (y, volviendo al punto inicial, no mientas) 

_ Seguridad. Y hablo de seguridad personal. Deberíamos poder confiar en que alguien que tiene una relación con nosotros no va a hacernos daño de forma activa ni por omisión.

_ Implicación. Si tienes la sensación de que tú llevas todo el peso de la relación, probablemente esa relación sólo exista para ti. No tienes porqué ser tú quien siempre proponga, organice y atienda. Y si hay algún tipo de gasto, salvo que vuestra situación económica sea muy dispar no deberías ser tú quién pague siempre.

_ Respeto. Si alguien ridiculiza tus planteamientos, si te caricaturiza ante otras personas o si se burla de tus ideas, y cuando se lo señalas, en vez de rectificar responde algo así como no se te pude hacer ni una broma, asegúrate de que cierre la puerta por fuera.  

Creo que el concepto está claro: tenemos derecho a esperar que aquellos con quienes nos relacionamos actúen de forma ética, responsable y equitativa, es decir, que sean adultos funcionales, capaces de responsabilizarse de sus actos y decisiones, y asumir su parte de la relación. No se trata de buscar una absoluta reciprocidad, sino de saber que la otra persona responderá, y de que al vincularnos estamos sumando, no siendo utilizados ni parasitados.

Que quede claro, nadie puede obligarte a asumir esas expectativas. Puedes considerar que son ataduras inaceptables y optar por relaciones sin la más mínima responsabilidad afectiva ni ética. Como dije al principio es una elección perfectamente legítima.

Pero si eliges fluir, al menos asume las consecuencias de esa elección, y no exijas a las demás personas lo que tú no estás dispuesto a dar.

* Utilizo el género deliberadamente. Por supuesto que hay mujeres que actúan así, pero en esta sociedad todo está encarrilado a favorecer y justificar ese comportamiento en los hombres, y por eso lo normal es que ese comportamiento sea masculino***

**Todos mentimos en algún momento, el problema es cuando comprobamos que alguien miente de forma continuada y sin necesidad, probablemente porque para él lo cómodo es mentir

*** Si te ha venido a la boca un not all men, es que te has equivocado de blog. Aire.

jueves, 11 de febrero de 2021

SOBRE DERECHOS Y LIBERTADES (y la puñetera Disney)


Quiero hacer algunas aclaraciones sobre el caso de Gina Carano, porque estoy oyendo auténticas barbaridades sobre el derecho tal o cual.

Los Derechos Básicos establecen la relación del individuo con el estado, y a partir de esos derechos se debe establecer una legislación coherente.

Eso quiere decir que, por ejemplo, el derecho a la presunción de inocencia se refiere a que en un caso judicial, la fiscalía debe aportar pruebas de la culpabilidad del acusado, pero el acusado no debe aportar pruebas de su inocencia, porque esta se presupone. JUDICIALMENTE

Eso no significa, como al parecer cree demasiada gente, que un individuo particular pueda exigir que el resto de individuos le considere inocente por derecho. Si yo pienso que alguien está haciendo algo incorrecto, esa persona no puede acusarme de estar vulnerando su derecho a la presunción de inocencia, porque yo no soy el estado ni estamos en un tribunal

Lo mismo sucede con la libertad de expresión. Significa que nadie puede ser encarcelado ni llevado a juicio por expresar sus ideas, no que yo, como individuo, esté obligado a escuchar las ideas ni opiniones de otra persona. Ni mucho menos a respetarlas, que es una interpretación sumamente perversa de ese derecho: se respeta tu derecho a expresar tus ideas, pero eso no significa que tus ideas u opiniones merezcan respeto per se. No existe eso de es mi opinión y en consecuencia debes respetarla.

Si tu opinión o tus ideas son una mierda, tengo todo el derecho del mundo a expresarlo y rebatirlas, y a negarme, como individuo, a darles eco, e incluso a negarme a escucharlas o discutirlas.

Dicho esto. En este caso de lo que se trata es de si es correcto o no que la Disney haya decidido no volver a contratar a una actriz debido a sus ideas. OJO, NO A TENER ESAS IDEAS EN SI SINO AL HECHO DE QUE LAS EXPONE DE FORMA PUBLICA.

Pues bien, todo depende de las cláusulas de su contrato. O mucho me equivoco o esa persona habrá firmado un apartado en el que se compromete a no realizar declaraciones ni llevar a cabo acciones que puedan perjudicar los intereses de la empresa con la que está contratando, y si es así, Disney estará en su perfecto derecho de rescindir o negarse a renovar dicho contrato. No estamos hablando de una situación comparable a la de, por ejemplo, Pablo Hassel, porque en este segundo caso hay una persecución JUDICIAL por la expresión de unas ideas, lo cual vulnera el derecho a la libre expresión, mientras que en el segundo estaríamos hablando de una relación comercial entre particulares (o entre una particular y una sociedad comercial) en la que se han incumplido las cláusulas. El mismo caso de Donald Trump incumpliendo reiteradamente las normas de Twitter, por cierto.

Esto, que algunas personas han llamado Cultura de la Cancelación* no es algo que surja hoy en día. Cuando Jane Fonda visitó Hanoi, su nombre se convirtió en una fuente segura de problemas para cualquier estudio cinematográfico. Y lo mismo le pasó a Tim Robbins por no apoyar la política exterior del presidente Bush, con la diferencia de que esas dos personas no estaban incumpliendo ninguna cláusula contractual, sino que fueron puestas en una lista negra por parte de la industria debido a la presión del gobierno estadounidense, lo que sí vulneraba sus derechos.
Por supuesto la valoración de si unas declaraciones concretas pueden o no perjudicar a los intereses de una empresa pueden ser muy subjetivas, y supongo que en este caso Disney, antes de llegar a este punto, habrá dado unos pasos previos, como solicitar a esa persona que cesara en su exposición como figura pública. Pero en cualquier caso estamos hablando de una relación contractual, que no ataca los derechos del individuo ya que, INSISTO, estos van referidos a sus relaciones con el estado y las leyes promulgadas por el mismo, y las cláusulas de ese tipo están protegidas por la legislación laboral.

Sucede lo mismo en casos como el de la persona gay que quiso demandar a la Iglesia porque el párroco del lugar se negaba a darle la comunión. La Iglesia, como institución RELIGIOSA, considera que su orientación sexual es contraria a sus preceptos y eso le excluye de los sacramentos. Un excomulgado no puede demandar a la Iglesia para que se le levante esa excomunión, se trata de una relación ajena a los derechos fundamentales, y precisamente el derecho a la libertad religiosa estipula que la ley no puede dictaminar sobre cuales deben ser los preceptos de las instituciones religiosas, salvo que esos preceptos sean delictivos (un sacrificio humano, por ejemplo) Por eso es tan difícil actuar judicialmente contra una secta.

Ahora bien, y volviendo al tema específico que nos ocupa. Si ha habido casos previos en los que actores, o directores, o productores MASCULINOS asociados con la misma empresa han hecho declaraciones similares, perjudiciales para la buena imagen de Disney, y no se ha producido una reacción similar por parte de la empresa, entonces SÍ se estaría vulnerando un derecho fundamental, que es el de la no discriminación LABORAL por causas de género y/o orientación sexual. Porque eso SÍ está recogido en la legislación y no depende de una relación contractual específica.

Me han citado algunos ejemplos en los que no se ha dado esa reacción por parte de la misma empresa, así que en este caso sí que podríamos estar ante una vulneración de derechos, es decir, que Disney consideraría que la opinión de una mujer es punible mientras que la de un hombre no lo es. Un doble rasero que no sólo es condenable éticamente sino también judicialmente.

No he seguido los sucesos a lo largo de estos meses, porque no he visto la serie de El Mandaloriano, ni creo que vaya a verla. Hace tiempo que el SWU me aburrUNA LLUVIA DE PEDRADAS LE ENTIERRA

LOGRA ASOMARSE POR ENTRE EL MONTON DE PIEDRAS

SE ARROJA UNA CAJA DE TIRITAS POR ENCIMA, DE LAS QUE TIENEN DIBUJITOS, QUE CURAN MÁS En fin, resumiendo todo lo dicho, la decisión de Disney de prescindir de Gina Carano es legítima y a priori no vulnera ninguno de sus derechos. Me podréis decir que es una vergüenza que alguien pierda su trabajo por la presión popular, pero precisamente ese trabajo depende de la aceptación popular, de ahí que las empresas como Disney tengan que tener en cuenta la opinión de su público y procuren curarse en salud ante situaciones como esta. Sin embargo, sí que podría haberse vulnerado un derecho, el de la igualdad de género, en cuyo caso espero que la señorita Carano tenga un equipo de abogados/das magníficos y le sangren a Disney hasta el último céntimo: O TODOS MOROS, O TODOS CRISTIANOS Y nada más, salvo lamentar que se haya producido esta situación, porque sé que muchas de mis amigas eran fans de Gina Brazacos Carano y se han llevado una gran decepción tanto por sus declaraciones como por su eliminación de la serie. Por desgracia los brazacos no siempre van unidos a una mente abierta ni coherente, y estaba claro desde hacía tiempo que en este caso cada vez iba a ser más dificil separar al artista de su obra, por el propio empeño de esta artista en pasear su indigencia intelectual y ética por todos los foros posibles. * Oh, sorpresa, sólo es cultura de la cancelación cuando es UN HOMBRE el afectado, y sobre todo si tiene que ver con el #MiToo. Y es una extraña cancelación, ya que gentuza** como Placido Domingo ha recibido el apoyo y aplauso de los políticamente incorrectos (es decir, los de siempre) y siguen a su bola mientras las de personas que se han atrevido a dar el paso de denunciar sus abusos sufren un completo ostracismo) ** Sí, GENTUZA, porque como individuo yo no tengo por qué respetar la presunción de inocencia del señor Domingo.