Mujer iroqués

viernes, 24 de julio de 2020

LA POLÍTICA DE LAS CINCO VECES o porqué la ambigüedad me parece una mala elección



Hoy, en una conversación en las redes, alguien preguntó en que momento consideramos que alguien que no nos responde cuando intentamos hablarle pasa de nosotros. Yo respondí automáticamente, a partir de la quinta vez: es una norma que he aplicado desde los 18 años, casi a rajatabla

Resumidamente, si intento quedar (o hablar, o chatear) con una persona y ésta me da excusas para no hacerlo, a la quinta lo dejo correr.

Por supuesto si la primera vez me dice no tengo interés en ti no hay segunda. Esto no es un "El que la sigue la consigue" o "un no en realidad es un quizás". Sólo aplica cuando realmente no sé a qué atenerme

En general me ha servido, pero en cierta ocasión pasó algo raro. Es un recuerdo que tenía un poco de lado, pero me vino a la cabeza según respondí esa pregunta inicial.

En 1986 yo tenía 20 años y había quedado tres o cuatro veces con una compañera de la uni. Digamos que se llamaba Marta. Marta me gustaba, y me parecía que teníamos buena química.

Un finde, hacia el final del curso, le propuse vernos y me dijo que estaba estudiando y no tenia tiempo. Era época de exámenes y me pareció lógico. La llamé 10 dias después y tuve la misma respuesta.

Os recuerdo la fecha: 1986. No había móviles, ni redes sociales. Nos llamábamos desde el teléfono fijo o desde cabinas telefónicas (esas cosas que salen en las pelis viejunas y son como la Tardis pero en pequeñito)

La 5ª vez tuvo lugar seis, siete semanas después y ya no volví a llamarla. Cambié de escuela ese curso y no coincidimos en un tiempo.

Volví a encontrarme con Marta un año después. Me preguntó porqué no había vuelto a llamarla. Le expliqué que tras intentar verla varias veces y no conseguirlo, supuse que ella no estaba interesada y decidí no molestar más.

La breve conversación que siguió fue más o menos así:

_ Sí que me interesabas.

_ Si tú lo dices no voy a dudarlo, pero no me lo pareció.

_ Estaba de exámenes, por eso no podía quedar, no era una excusa.

_ De acuerdo, estabas de exámenes, pero en un mes y medio no encontraste un momento, no ya para tomar un café juntos, sino  para llamarme y charlar un poco. Y no me llamaste después, aunque tenías mi teléfono. 

_ Lo siento mucho, de verdad me interesabas.

_ Te agradezco que me lo digas, pero no me lo dijiste entonces, y yo no soy adivino.

En las películas, en un momento así deberían sonar violines y la pareja protagonista se besaría apasionadamente. Siento desengañaros: desde el momento en el que asumí (erróneamente) que Marta no estaba interesado en mí, mi propio interés se fue diluyendo. Seguía encontrándola atractiva y agradable, pero tras un año ya no sentía ningún deseo de volver a quedar con ella.

No recuerdo que volviéramos a vernos ni a hablar. Tampoco le di más importancia, no me quedó ninguna sensación de oportunidad perdida. A día de hoy sigo creyendo que actué correctamente con la información que tenía en ese momento.

La palabra clave es información. Yo sólo puedo tomar mis decisiones en base a la información que conozco. Tras nuestra conversación, entiendo que yo le gustaba, y que podríamos haber tenido una relación, pero la información que tenía un año antes decía justo lo contrario.

He visto cometer ese tipo de errores demasiado a menudo. Damos por supuesto que la gente va a intuir nuestros deseos o nuestras intenciones, pero eso sólo sucede en la ficción. Incluso ahora, con nuestras vidas expuestas permanentemente en las redes sociales, nadie va a adivinar lo que sentimos de forma mágica. Está el tópico del crush de quien te enamoras pero es un sueño imposible, y normalmente suele ser así, pero puede que sea así porque nunca le has dicho directamente, me gustas.

Reconozco que mi caso es un poco extremo. Soy un completo lerdo en lo que al lenguaje sutil se refiere: no soy capaz de entender las indirectas*. Pero en un mundo en el que 9 de cada 10 tuits intentan hacer gracia, es casi imposible distinguir cuando alguien te está hablando en serio salvo que te señale, directamente, que te hablan en serio.

Hace poco tuve un encuentro genial con un amiga. No hubo ambigüedades: ella preguntó, yo respondí, y pudimos disfrutar de una cita amable, intensa y bonita. Y no lo habríamos hecho si nos hubiéramos andado con ambigüedades o medias verdades.

No lo hagáis. No juguéis al misterio o a dar carrete. Es injusto para vosotros y para la otra persona. Y no hablo sólo de enamoramientos ni de sexo. Esto aplica para la amistad y, sobre todo, para la confianza.

Si alguien te importa, y crees que es recíproco, díselo sin rodeos ni máscaras. Lo peor que puede pasar es que te rechacen y, aunque un rechazo puede doler mucho, al final se va, porque es una puerta cerrada. En cambio, el dolor de dejar pasar algo tan hermoso como un amor o una amistad puede ser menos intenso, pero se queda dentro y puede llegar a pudrirse. Sobre todo si se van acumulando pequeños dolores, uno detrás del otro.

Y si por miedo, por juego, por pereza... dejáis pasar esa ocasión, no pasa nada: es legítimo. Pero asumid que no es culpa de la otra persona, que nadie es telépata, que somos responsables de nuestras decisiones y elecciones, no de las ajenas, y que las segundas oportunidades son extremadamente raras.

En la vida real, Harry nunca se reencontró con Sally.


*Por eso me enerva la idea de que un No no tiene porque significar realmente No. Yo no puedo permitirme ninguna ambigüedad al respecto, así que No, significa No en un 100% de los casos

sábado, 11 de julio de 2020

EL SECRETO DE LA SANDÍA Briconsejos para el verano


#LaFlama* ya está aquí en todo su esplendor, pero como no todo son desgracias la naturaleza, sabiamente ayudada por los horticultores, nos ofrece un paliativo contra el verano. La maravillosa, inconmesurable, refrescante y esférica SANDÍA, gloriosa cucurbitácea que nos permite sobrevivir a la canícula.

Salvo que seas un estadounidense cretino capaz de pagar por comer una sandía ahumada caliente. SÍ, EXISTE ESE TIPO DE GENTE, LES HE VISTO


Sandía caliente. Y luego os extrañáis de que voten a Trump. Pero volvamos a lo nuestro, que a día de hoy esa aberración no ha traspasado demasiado nuestras fronteras.

AHORA BIEN

La gente en general, lo que vendríamos a llamar el vulgo, se siente intimidada por la rotunda presencia física de esta fruta. Es por ello que los supermercados suelen ofrecer en piezas los ejemplares más pequeños, troceando los mayores en medias porciones.

Como fanático sandiófago, he desarrollado con los años un razonable conocimiento de esta jugosa ambrosía, y es raro que llegue a casa con una pieza sosa, ya sabéis, la odiosa sandía apepinada. No es imposible que me equivoque, a lo mejor una de cada 20 que compro me sale meh, pero es un porcentaje de éxito muy bueno.

Sin embargo no me veréis nunca agarrando una de esas pelotas vegetales y dándole palmadas a ver como suena. Yo JAMÁS he sido capaz de distinguir la madurez de una sandía por su frecuencia de vibración, no sé si son mejores las que insinúan un Si Bemol o las que tienden al Fa sostenido.

Si alguno de vosotros es capaz de seleccionar su sandía diapasón en mano, tiene mi aplauso, pero yo me decanto por un sistema mucho más directo y sencillo. Siempre escojo .... brrrrrrrrrrrrrrrrrr *redoble de tambores* ...la sandía MÁS GORDA que encuentre, preferiblemente de 8 kilos en adelante. La ideal oscila entre 9 y 10 kilos, ya que cada vez es más difícil encontrarlas de tamaño mayor.

Más de uno me diréis, ese consejo no me sirve, 8 kilos es mucho, yo quiero una sandía madura de 5 o 6 kilos como mucho.

Pues bien queridos lectores, esa sandía pequeña y madura de vuestros sueños es casi una entelequia, una imposibilidad cuántica. Pueden aparecer de forma ocasional, pero estadísticamente son casi inexistentes.

Os explico el problema: la sandía madura al sol, y en ese proceso, crece. Las sandías encanijadas no son así por azar, sino porque han recibido menos sol que las demás, luego además de pequeñajas, su porcentaje de azúcares es inferior. En un mismo sembrado, las sandías más gordas serán las más maduras SIEMPRE. 

Lo sé, es injusto, pero la naturaleza no entiende de injusticias.

Es que yo no me como una sandía de 8 kilos, me diréis, a lo que yo os responderé is qui yi ni mi cimi ini sindii di ichi kilis.

ESA AFIRMACIÓN ES DE COBARDES.

Si yo soy capaz de meterme 4 kg de sandía en una jornada vosotros también, lo que pasa es que os falta voluntad.

Pero asumiré que no todos gozáis de mi apetito sandiogargantuesco y buscaremos una solución que no sea obligaros a comer revólver en mano.

Mi consejo, si no os veis capaces de ir a por los grandes trofeos (insisto: jamás me ha salido sosa una sandía de 10 kilos) NO VAYÁIS JAMÁS A POR LAS CANIJAS

Tirad de medias piezas, que para eso os las ofrecen. Y para asegurar la jugada, fijaos en el peso: BUSCAD SIEMPRE LAS MEDIAS SANDÍAS POR ENCIMA DE 4 KILOS

Si hay alguna media de 5 kilos, A POR ELLA DE CABEZA.

Y si ni aún así estáis conformes, porque is qui ciitri kilis is michi piri mi id a cagar a los yuyos y dejad a las sandías en paz, ellas no son culpables de vuestros melindres.

Y yastá, no hay más secreto, en el tema sandías EL TAMAÑO SÍ IMPORTA

Pero antes de despedirnos, una anotación complementaria apoyada en las matemáticas

Si pese a todos mis consejos preferís comprar sandías talla pitufo OS ESTÁIS ESTAFANDO A VOSOTROS MISMOS

La sandía es una esfera de corteza llena de pulpa. La corteza viene a medir entre 1 y 2 cm de grosor, independientemente del tamaño de la sandía.

La superficie de una esfera se calcula mediante la fórmula S=4 π r 2

El volumen de una esfera se calcula mediante la fórmula S=3/4 π r 3

Es decir, al aumentar el radio de la sandía, su volumen (lo de dentro, lo rico) aumenta en un orden de magnitud más que lo de fuera, la corteza. Cuanto más grande es una sandía, mayor es la proporción de pulpa con respecto al peso

Por el contrario, cuanto más pequeña sea la sandía, la proporción de pulpa respecto al peso disminuye, es decir: SI COMPRÁIS SANDÍAS PEQUEÑAS, PAGÁIS MÁS CORTEZA Y MENOS PULPA

No me creáis a mí, haced los cálculos.

Y tampoco os enfadéis conmigo si vuestro mundo de fantasía con sandía pequeñas y sabrosas no existe. Yo no soy el culpable, son las frías matemáticas, LA INEXORABLE GEOMETRÍA.

Y ya, si me disculpáis, tengo una sandía de 8,75 kilos enfriándose en la nevera y oigo cómo me está llamando con voces sensuales. Y uno no es de piedra

Feliz Flama, amiguetes

* Para quien no conozca el término, #laFlama es un sustantivo sevillano que ha sido popularizado entre mis amistades por la sin par y pelirrojísima Maiko, a cuyos pies nos postramos con respeto

lunes, 22 de junio de 2020

BIBLIOTECA ALTERADA (III) APENDICES

Pues a lo tonto, a lo tonto, la gente se animó a seguir sugiriendo títulos, y bueno, la cosa ha dado para una tercera parte, así que sin más dilación, pasamos a completar nuestros anaqueles con estos gloriosos libros, por obra y gracia de las mismas personas del principio (y alguna más, muchas gracias, E) 

Y todo mi agradecimiento a Accelina, que nos ha regalado las cubiertas.


El Origen de las Especias El célebre Master Chef Charles Darwin viaja alrededor del mundo probando todo tipo de aderezos. Para su asombro, descubre que en cada una de las islas Galápagos hay un tipo diferente de pinzón, y que todos están riquísimos con albahaca, pimienta y un pellizquito de ajonjolí

Viaje alrededor de la Tuna Hartos de oir Clavelitos, un club de artilleros estadounidense inicia una cruzada para acabar de una vez con el de la pandereta y sus colegas

Orgullo y Prepuicio La Joven Elizabeth Bennet desafía las convenciones de la época al comprometerse con el joven Darcy, El escándalo estalla cuando se descubre que en realidad el caballero se apellida Goldstein y sigue los preceptos de Abraham

La reventa El mercado de valores sube como la espuma en la vieja ciudad de Vetusta gracias a las especulaciones inmobiliarias de la hermosa Ana Ozores

Los piares de la tierra Los costructores de la catedral empiezan a estar hasta sus medievales cojones del continuo guirigay de los mirlos y los jilgueros, que así no hay quien pueda picar piedra tranquilos

Un mundo sin Pin La campaña de Vox contra la educación sexual fracasa estrepitosamente

La Torre Es Cura El Pistolero buscaba la torre, decidio a vengarse del arcipreste que le metía mano cuando era monaguillo

El Calor que vino del Cielo El verano pega fuerte el Almansilla de Arriba y afecta las mentes de sus habitantes

El señor de los ajillos Lo que parecía una simple disputa entre elfos y orcos sobre si la tortilla debe llevar o no cebolla, se convertirá en una guerra que devastará la Tierra Media

La liada de Homero Paris conoció a Menelao y su señora, le miró las tetas, hizo chistes de mal gusto, tú no te ríes de mí, no me toques, quita, no me empujes, no me empujes tú a mí... y de pronto había mil naves yendo a Troya sin tener muy claro porqué

El fantasma se la opera Hay complejos que no desaparecen ni después de muerto

El neón de Damasco Aventuras de un Jedi en la edad media

Caperucita coja La niña iba tan lenta que, hartos de esperarla, el Lobo y la Abuela se enrollaron por puro aburrimiento

Caperucita Raja El lobo solo preguntó ¿dónde vas Caperucita? en plan educado, pero después de dos horas de oír la vida de la niña con todo lujo de detalles el pobre animal solo deseaba huir de ahí

Caperucita Toja  Una alegre niña iba por el bosque saltando tralarí tralará a llevar a su abuelita un cestito con miel, galletas y un montón de muestras de productos cosméticos

Caperucita Rosa Meter en el mismo lavado la caperuza blanca de tu hija con los gallumbos rojos de su hermano tiene consecuencias

Caperucita Rota La pobre niña no podía dar ni un paso más, o la abuela se trasladaba a una casita más afuera del bosque, o la próxima vez la iba a llevar la miel y las galletas del de Glovo

Caperucita Roca Cuando la niña se quitó la caperuza, revelando que era Dwayne Johnson disfrazado, el lobo supo que la había cagado y que ya podía despedirse de sus dientes

Caperucita Moja Harto de recibir salivazos cada vez que hablaba con la niña, el Lobo sugirió a la madre de Caperucita que la mandara a un logopeda, pagando él si fuera preciso

Taperucita Roja Una alegre niña iba por el bosque saltando tralarí tralará a devolverle sus tuppers a la abuelita



El perno del hortelano Un perno del arado pierde su corona y se está cayendo todo el rato. El hortelano llega a creer que hay fantasmas

El Ultimo Mango en París
La escasez de fruta sacude las calles de la capital francesa

Las uñas de la ira Furioso, el protagonista se come las uñas hasta la raíz cada vez que su cuñado cuenta alguna de sus mierdas

Catar a un ruiseñor Espoiler: está sabroso, pero cunde poco

Losantos inocente Novela de fantasía con un argumento muy poco creíble

La rebelión de las pasas La moda de echarle arándanos a todo ha dejado tras de sí un creciente rencor

La vuelta al mando en 80 días La cuarentena con televisión es más llevadera

Panza de espejos Historia no contada de Mark Pierre Vorkosigan, narrada en primera persona

El Cojo de la Mente. La desafortunada incursión de George Lucas en la literatura, contando las aventuras de un jedi minusválido

Porqué Jurásico. Salvo el dilophosaurus, ahí sólo parten la pana dinosaurios del Cretácico así que ¿A qué ese nombre?

El coronel no tiene quién le escriva como puede Berse

Cata a los Corintios La rica gastronomía griega, en todo su esplendor

Cien anos de soledad Sole tenía una oscura obsesión

Pulgar citó. Crónicas de un whatsaperotwiterofacebookero.

La Aisla del Tesoro Un manipulador se casa con una millonaria y controla sus gastos para quedarse con los cuartos

Un Majo de Terramar. Ged es un chico fardón y ligoncete que hechiza a todas las mozas de Terramar susurrándoles nombres guarretes y picarones

Justinte Sade sale de la pandemia con las raíces blancas.

ElRico de Melniboné Un albino podrío de pasta se compra una espada carísima para darle rabia a los demás participantes del vivo

Jugo de tronos  Tras años de tener encima el trasero de Robert Baratheon, el trono de hierro no rezuma precisamente ambrosía

El señor de las mossas Un mando de la policía autonómica catalana es denunciado por sus subalternas por acoso. Al salir a la calle las femen le persiguen con lanzas

Fuenteoviejuna Un abuelete aburre a too el mundo contando una y otra vez como en sus tiempos a los comendadores se les trataba como es debido, que había ley y orden

Bolita Un refinado caballero británico se obsesiona con una gatita persa que suele ponerse gafas de corazones

Ana de las Tetas Verdes Sus increíbles poderes mutantes la mantuvieron con vida, convirtiendo sus senos radiactivos , verdosos y fluorescentes en sendas armas mortales que le ayudarán a vencer a quienes tiraron esa bomba y destruyeron su pueblo

Mucho Raído y Pocas Nueces La gran depresión se estaba alargando y ya no les quedaban ni frutos secos que llevarse a la boca












lunes, 8 de junio de 2020

PARÉNTESIS

Ahora que la vida empieza a volver, poco a poco, a una apariencia de normalidad creo que voy a hablar sobre cómo hemos pasado estos ¿tres meses? de cuarentena.

En algunos momentos he estado tentado de escribir sobre ello. No lo he hecho porque me parecía que tampoco tenía tanto que decir, cuando tanta gente estaba explicando vivencias bastante más interesantes. Como mucho, me dije, haré un resumen cuando empiece a vislumbrarse el final y bueno, eso parece* así que allá vamos.

Versión corta: lo hemos llevado más o menos bien.

Versión larga:

En mi caso, he contado con una ventaja que no mucha gente ha podido disfrutar, y es que yo ya trabajaba desde casa previamente a la pandemia. Aun así las dos primeras semanas me bloqueé por la incertidumbre sobre lo que iba a suceder. Por más que me repetía sólo serán unas semanas una parte de mí me decía no tienes ni idea de lo que va a pasar.

Esa vocecita es muy difícil de acallar.

En realidad sí hubo un cambio real en mi rutina. Dado que trabajo en casa mi forma de desconectar es salir de casa. Dar un paseo sólo o con mi hijo, tomar un vino con mi chica, salir a correr, bajar a Madrid para cuidar y ver a mis amores... y eso de golpe quedó cerrado. Para qué mentir, sobre todo me agobié al estar aislados del resto de nuestra familia-red.

¿A qué dediqué esos primeros 15, 20 días? A la limpieza. Revisión del ordenador, copias de seguridad, limpieza de archivos redundantes... y en el mundo real organizar docenas de bocetos, escanear algunos conservar otros, y una largo tiempo aplazada limpieza y entresaque de mi biblioteca. En total he liberado unos 5 metros de libros y tebeos, dejando así más espacio más holgura para los supervivientes.

Salvo unos pocos, reservados para algunas amigas, la mayor parte ha ido camino del contenedor: hace mucho que desacralicé el papel así que CONTRA MÍ LAS PIEDRAS.

Pasado ese tiempo fui capaz de retomar mi rutina de trabajo y combinarla con las que han surgido por el encierro. Justo a tiempo porque laborálmente han sido unos meses intensos. Por una parte he tenido como dos docenas de encargos individuales, desde gráficas e infografías relacionadas con la epidemia a retratos y personajes de fantasía pasando por algunos modelos 3D. Por la otra he ido sacando día a día dos proyectos de envergadura.

El más importante en volumen ha sido el de mi quinto monográfico con Muy Interesante. Esta vez el tema es criaturas sorprendentes de todas las eras, o, como lo bauticé a primeros de marzo, QUÉ Es Eso, POR QUÉ Se Mueve Hacia Mí y DÓNDE Está Mi Lanzallamas. Desde noviembre del año pasado he estado recopilando documentación y construyendo/adaptando/adquiriendo modelos y fondos fotográficos. A partir del 20 de abril inicié la fase de render y fotomontaje y anoche la completé, lo que supone haber montado 49 ilustraciones a doble página en algo más de seis semanas.
El otro proyecto es mi cuarto libro como autor completo, y el tercero de Detras del Mito, esta vez dedicado al RAC, los tanques de su Graciosa y Británica Majestad. Empecé a escribir la versión definitiva a finales de enero y he logrado mantener un ritmo bastante razonable. En estos momentos tengo completo el 90% del texto, pero no ha sido un camino de rosas. Casi todo lo que he leído desde el otoño pasado, que empecé a recopilar la documentación, han sido archivos históricos, publicaciones especializadas, informes, estadísticas... y por supuesto todo en inglés, por si no me divertía bastante. En cualquier caso debería tenerlo terminado en un par de semanas más otra para la revisión, así que no me puedo quejar.

Por su parte mi chica no podía teletrabajar, así que ha aprovechado este tiempo para hacer ejercicio, leer, bailar y dibujar. Hace un tiempo hizo un curso de Zentangle, una técnica de relajación a través del dibujo, y eso le ha venido estupendamente para estos meses. Además numerosos profesores certificados se han animado a hacer sesiones gratuitas online y eso le ha permitido disfrutar un montón y aprender nuevas técnicas.

Nuestro hijo remató su curso online y después ha ido ocupando su ocio entre lecturas y videojuegos, amen de echarme una mano (pagada, no me gusta el esclavismo) para un proyecto de publicación electrónica que tengo en mente. Él se ha sacado un dinero y yo he ahorrado tiempo y esfuerzo así que win-win.

Me hubiera venido genial seguir saliendo a trotar para despejarme la cabeza pero eso estaba fuera de cuestión, así que he procurado seguir una rutina de ejercicio en casa bastante rigurosa, sólo me faltaba perder la escasa forma que tenía tras varios meses lesionado. El resultado ha sido bueno, salgo de la cuarentena en mejor estado que entré (lo que tampoco era tan difícil)

También he dedicado una buena cantidad de tiempo a cocinar y me animé a grabar algunos vídeotutoriales sencillitos: pizza, pan, muffins y croquetas para cocinicas torpes y manazas en general. Si los habéis seguido espero que el resultado haya sido comestible y hayáis pasado un rato agradable.

Lo más importante. Hemos podido mantener el contacto aunque no fuera presencial. No nos hemos tirado el día montando videochats** porque todas teníamos mucho que hacer, pero en todo momento hemos estado conectados aunque fuera para abrazar a distancia en los momentos más difíciles y reírnos de cualquier tontería que se nos ocurriera. Esto no reemplaza al contacto cara a cara pero ayuda. Y te permite sentir quién importa de verdad y a quién te mueres por abrazar.

Incluso, alguno de esos vínculos se ha hecho mas fuerte y cercano.

Hemos pasado momentos difíciles, no en casa sino por cosas que han sucedido fuera. Algunas personas ya no volverán y no pudimos ni decir adiós ni acompañar después. Aplazamos duelos y abrazos, habrá un momento para recordar y para llorar.

Con otras hemos pasado momentos de incertidumbre y miedo, y afortunadamente hemos podido respirar después.

Y habrá un momento para volver a reír, ya que hace tres semanas iniciamos poco a poco la vuelta a la normalidad. La próxima semana El Dinosaurio vuelve a abrir y espero estar ahí para compartir el primer vino y el primer abrazo.

Nos esperan meses muy difíciles y, me temo, años duros por delante. Pero estamos juntas y más o menos enteras. Puede parecer poco pero es lo que tenemos y vamos a seguir cuidándolo.

Y si esto vuelve para atrás y nos toca volver a encerrarnos al menos ya tenemos entrenamiento.

Tened cuidado, por favor, y no olvidéis algo que ya dijimos hace tiempo: si deseas hablar, si quieres encontrarte con alguien, si necesitas decir algo que llevas tiempo guardando... no esperes, no te digas, ya lo haré mañana. Yo tengo algunas cosas pendientes y afortunadamente creo que voy a poder hacerlas, pero no siempre voy a tener esa suerte.

Hazlo. En cuanto puedas, porque puede que mañana tarde en llegar, y en ocasiones no llegará.

* Ahora mismo estamos pasando a Fase 2 en Madrid
** Sólo uno, de hecho, y fue toda una sorpresa para mí, ya que fue un maravilloso regalo de cumpleaños

jueves, 28 de mayo de 2020

BIBLIOTECA ALTERADA (II)




Terminamos aquí con nuestra selección de títulos alterados. Al igual que en la anterior entrada, se trata de un trabajo a muchas manos, y las portadas son obra de Accelina Jolie.


El Senior de los anillos. Un anciano joyero decide jubilarse a los 80 y no pudiendo superar lo de no trabajar decide irse de aventura con gente más joven y bajita y probar comida de todo el mundo.

Atar un ruiseñor. Bondage y ornitología en la América Profunda.

El Señor de las Hoscas. Un grupo de colegialas inglesas muy brutas naufragan en una isla y se lían a lanzazos con un pobre jabalí.

La Conjura de los Pecios.Recopilación de las historias más jugosas de naufragios

Cincuenta sombras de Gey. Con un sorprendente giro argumental.

Los mimos de Tchulhu. Se puede ser la encarnación de la destrucción, y aun así necesitar un abracito.

Roleo y Julieta. Manual del jugador.

Cinco semanas en Glovo. Un joven repartidor en bibicleta debe entregar unas pizzas en pleno corazón de África por un sueldo de miseria.

Las dos Torpes. Una par de elfas manazas están a punto de cargarse a Gandalf de un flechazo.

Divina Come Mía. Sexo Sáfico en el Renacimiento.

El Olor que Cayó del Espacio. Un meteorito deja una granja apestando como el sobaco de Thanos tras un duro día de exterminio.

Alguien voló sobre el nido del culo. Un fontanero tiene que arreglar un monstruoso atasco en las letrinas de un frenopático.


20.000 lenguas de viaje submarino
. El Nautiluxxx sigue su travesía.

El Puerro del Hortelano. Había muchas otras hortalizas, pero sólo esa recibía los más amorosos cuidados.

El Club de los Petirrojos
. Holmes se enfrenta a una siniestra sociedad ornitológica.

El barón campante. Un noble italiano corre contento y tranquilo.

Los tés cerditos. Infusiónes de panceta, jamón y chorizo.

Malicia en el país de las maravillas. Una jovencita victoriana se siente muy intrigada por el conejo *guiño guiño*, se mete a fondo en el agujero *codazo, codazo*, y hay unas pastillitas que hacen crecer las cosas *risas adolescentes*

El nombre de la rusa. Irina

5 Horas con Wario. Carmen vela el cuerpo de su esposo, ignorando que todo ha sido un engaño. En el ataud yace el gemelo malvado de Mario, mientras él huye para vivir la vida loca con una princesa y ponerse ciego de setas alucinógenas

Cantar de Mío Cis. Un guerrero medieval canta feliz porque se siente conforme con su género.

Un Vago de Terramar. El Joven Ged no da ni un palo al agua en la Universidad de la Magia. Al final se lo come un dragón o qué se yo.

Las Timbas de Atuan. Tras fracasar en sus estudios, Ged acaba cayendo en la ludopatía.

Cuentas. El maravilloso mundo de las matemáticas, de mano de los hermanos Grimm.

Los virajes de Gulliver. Intentando huir de Lilliput, Gulliver corre en zig zag esquivando andanadas de flechas diminutas.

Rebelión en la Franja. Si pensaban que se iban a llevar los Bienes impunemente, estaban muy equivocados.

Un porreta en Nueva York. Porque la doble erre cuenta como una única letra.

El Decamelón. Diez consejos que te permitirán elegir el melón perfecto, en su óptimo grado de maduración

La Histeria Interminable. Actas de las sesiones del Congreso de los Diputados.


Malena es un nombre de Mango. A los 12 años, Malena recibe de manos de su abuelo, sin razón y sin derecho alguno, el último tesoro que conserva la familia : un documento que acredita la propiedad de una plantación de Mangos.

El Clon del Oso Cavernario. Tras el experimento de la oveja Dolly, los científicos intentan repetir el éxito con una raza extinta de oso encontrado en un glaciar.


Cumbres bordascosas En su solitaria y victoriana mansión, Cumbres interpreta el arte y la cotidianidad mediante un bastidor e hilo de colores.

Príncipe y Wendigo. Intentando huir de una vida monótona y opresiva, el hijo de Enrique VIII se da de bruces con la demoníaca bestia de los bosques canadienses

La Fuerte en Venecia. Una campeona de Halterofilia vive un tremendo Crush con una jovencita en la ciudad de los canales.

El viejo y el bar. Nueva edición actualizada con un 50% de ocupación para la fase III

Tolón. En el ocaso de su vida, Hercules Poirot presume de la enormidad de su miembro viril ante un asesino insidioso

Aventuras de Miguel Strochoff. El correo del Zar, intentando llegar a Irkustk, pisa una enorme mierda de oso.

Fundición e Imperio. Segunda parte de la mítica trilogía de los hacedores del metal.

Huckleberry, fin. La breve historia de un golfillo.

Confusiones de un vampiro. El noble vampiro Louise concede una entrevista a un periodista, pero se lía y acaba contándole su vida a Doña Francisca, la de la pescadería. Que si quiere bolsa, insiste ella, harta de oír tontadas.

Cojo. la historia de un san bernardo con muy mala ostia al que le falta una pata.

La insoportable levedad del Sir. Un inaguantable caballero inglés es incapaz de hacer nada productivo con su vida.

Los tres mosquiteros. Todos para uno, y aun así le picó la mosca.

El Club de la Hucha. Unos fontaneros participan en un concurso de talentos, compitiendo por ver quién tiene la bajada de pantalones más sexy al agacharse

El Club de la Ducha. La clásica excusa de se me ha caído el jabón, como rito iniciático

El Último Tanga en París. La capital del Amor se ve amenazada por una terrible carestía de lencería

Y, para rematar...

Don Quijote de la Marcha. Un hidalgo se va de juerga con un colega labrador, se toman unos tripis, y ven gigantes y otras cosas raras.





BIBLIOTECA ALTERADA (I)



Anteayer se planteó un reto en las rrss: destroza un libro cambiando, quitando o añadiendo una letra del título. Decidí seguirlo en Facebook y algunas personas se animaron a participar. El resultado fue un hilo inesperadamente largo y muy, muy creativo, con el que nos hemos reído a gusto a lo largo de todo el día. Por desgracia los temas que se publican en Facebook se pierden enseguida, así con permiso de lxs participantxs, he decidido publicar un extracto en el blog con los mejores títulos.

Han intervenido muchas personas y ha habido cientos de títulos, pero me he ceñido a aquellos que respetaran la norma de una sola letra. Inevitablemente algunas personas han quedado fuera de la selección porque, como digo, esto ha sido una avalancha de ideas. Agradeciéndoles su buen humor y vuestra paciencia, aquí tenéis nuestra muy particular biblioteca alternativa.

Los títulos pertenecen a Accelina Jolie, Alvin Blasco, Carlos Melgares, Javier Jimeno, Eva Martínez, XCar Malavida, Igua Gamboa, Victoria Subirana, Laura Márquez y un servidor. 
Agradezco especialmentes a Accelina Jolie las portadas con las que ha acompañado alguno de sus títulos. Y a Alvin por la imagen de las loras. 

Espero que la disfrutéis con salud y una sonrisa.


Crónicas de la Dragón Dance: en el pequeño pueblo de Solace todo el mundo sabe bailar... Menos el pequeño Tanis. Cariacontecido porque se va a celebrar un gran concurso de baile y va a ser el hazmerreír de todos, es animado por su grupo de amigos a superar su miedo y su torpeza.

Cinco horas con Larios. Una viuda se coge la cogorza del siglo para celebrar que por fin se ha librado de su pedante marido.

Moby Duck. La obsesión del capitán Aqab le lanza a la frenética persecución del pato que devoró su pierna.

Los pilates de la tierra. Todas las mañanas, los canteros hacen gimnasia antes de seguir construyendo la catedral.

Dráculo. un aristocrático vampiro transilvano entra en los dormitorios de jóvenes victorianas de buena familia que le esperan en negligée. Ellas le ofrecen su cuello pero él prefiere morder zonas más... carnosas.

Guarra y Paz. Paz y su querida amiga G desatan pasiones en la Rusia de la era Napoleónica.

La última Tena, el drama de la incontinencia.

Capos de Castilla. Poemario de Machado dedicado a la mafia.

Mi Ducha. Harta de la falta de higiene personal del Führer, Eva Braun le da un ultimátum.

El Fuego de Ender. Sensuales y tórridos encuentros en una academia militar del Espacio.

Las Edades de Lula. fanpic BDSM dobre la biografía del presidente brasileño.

El Rey Arturo y Los Caballeros De La Masa Redonda, una historia sobre la creación de un holding panadero y la búsqueda de la levadura perfecta.

Cacas y barro. Una novela de intensos tonos marrones.

El mago de Coz. Una niña se lía a patadas con una bruja, dejándole los tobillos desmochaos con sus botines esmeralda.

La Guarra de las Galias. Célebre relato pornográfico publicado por Julio César con el seudónimo "Biggus Dickus".

La Guarra Civil. Aclamada continuación de la anterior.

El meón, la bruja y el armario. Cuatro niños y un señor con problemas de próstata, salen del armario y descubren un mundo maravilloso.

El viejo y el MIR Le costó 45 años de esfuerzos, pero por fin acabó Medicina.

El Arte de la Guarra. Sun Tzu nos revela  la secreta sabiduría china en los asuntos del amor carnal.

Justino o los infortunios de la Virtud. Un cándido señor de Soria se ve envuelto en todo tipo de aberraciones masoquistas en la decadente Francia del XIX.

Lazarillo de Torpes. Un niño huérfano va ayudando a señores que no saben hacer la O con un canuto.

Tías sin ti. Unas chicas se montan una fiestecita sáfica y no te invitan.

Sweetie Todd o un collar de perlas. En esta entrega de nuestro cariñoso barbero de la calle Fleet, un cliente se deja el regalo de aniversario de su mujer y se ve envuelto en una extraordinaria aventura para evitar su divorcio.

50 sobras de Grey, la historía de alguien que no se le puede llevar a un buffet libre.

La rebelión de las Majas. Hartas de que les digan "sonríe, que estás más guapa" un montón de chicas sacan las tijeras de castrar.

Coñas y barro. La gente de la albufera se descojona cada vez que alguien se cae en la marisma.

Tus zonas Herróneas. Cuando tu amante comete faltas de ortografía, la libido se resiente.

Estadio en Escarlata Holmes y Watson intentan averiguar quién ha pintado el estadio del Chelsea de chillones colores. Todo apunta al malvado profesor Moriarty.

Ruego de tronos. Se piden las cosas por favor y no muere nadie, cancelan en la segunda temporada.

FrankEinstein. Un hombre creado con restos humanos es rechazado por su creador y por la sociedad hasta que demuestra ser útil a la misma con su portentoso cerebro y su pelazo.

El Falo del Fin del Mundo. Naufragios y porno gay.

Juego de Tronas ¿Quién logrará llegar primero al baño?

Festín de Cuernos. Mientras todos pelean por el trono, Tiryon se jarta a follar con señoras casadas.

El retorno del Grey. Tras casarse con Aragorn, Arwen descubre que su marido tiene aficiones... peculiares.

Danza de drogones. ¿Quién quiere otra rallita?

Diarea de una Geisha. Cosas que no quisiste leer y leíste de todas formas.

El Señor de las Roscas. Un señor se enriquece fabricando donuts en una factoría que emplea niños como mano de obra.

5 Loras con Mario (el título lo dice todo)

Episodios Necionales versión revisada.

El Bobo Estepario. Un señor alemán muy gruñón hace tontería tras tontería.

El Parón de Munchausen. Descontentos con el trato del patrón, los trabajadores de la fábrica de Munchausen inician una huelga.

La conjura de los recios. Un grupo de fanáticos del crossfit deciden conquistar el mundo, pero se lían a hacer burpees y se les olvida.

La conjuga de los necios. Peleas ortográficas en twitter.

Lunes de Bohemia. Max Estrella empieza una semana más, con resaca y ganas de suicidarse.

El Principuto
, autoexplicativo.


Danza de Tragones. Sam Tarly se mete entre pecho y espalda un jabalí asado. Nadie se atreve a decirle nada, joder, que se cargó a un caminante blanco


martes, 21 de abril de 2020

54 (y 10) AÑOS


10 años ya.

Los muy asiduos ya lo sabéis, abrí Episcophagus hace justo una década como autoregalo de cumpleaños, así que me es fácil recordar la fecha. Y aunque no suelo hacer celebraciones, este año esperaba escribir una entrada por la efeméride.

Llega con un día de retraso, pero tengo una buena excusa. Ayer esperaba pasar un día tranquilo y, porqué no decirlo, anodino. Dada la situación que estamos atravesando, esperaba recibir un par de llamadas y unos cuantos wassaps, y celebrarlo con una copa de vino con mi chica y nuestro hijo. Y debo decir que soy un privilegiado, porque estar con ellos es en buena parte lo que hace que el encierro sea llevadero

Pero ya sabéis lo que pasa con los planes de ratones y de hombres. cuando abrí los ojos tras la siesta (para qué mentir, dos copas de lambrusco y ya busco la horizontal, soy fácil y baratito de embriagar) me encontré un mensaje de S, que me decía que tenía un enlace en el correo. Entré en mail, le di al enlace, instalé una aplicación...

Me esperaba un videochat con nuestra hija y S, pero fue mucho más. Me habían tendido una emboscada con nuestras personas queridas, que según vieron mi cara de pasmo empezaron a partirse de risa y, para acabar de ponerme colorado, me cantaron un cumpleaños feliz antes de iniciar una charla animada.

Y fue genial. Ver a la gente que te importa (M, no sabes lo feliz que me hizo ver tu sonrisa y luego al gruñoncete de Bl), notar cómo ha crecido L (sé lo poco que te gustan los chats, Es; y eso hace que verte fuera un regalo doble), lo blancas que están C, E y So (os como a besos) y la cara de gato que se comió al canario de S (no me engañas, esto lo has planeado tú)

Ayer no esperaba tener regalos y me encontré con dos, el de mi chica y el vuestro, y ambos fueron coincidentes: una tonelada de afecto y una oleada de calor en mi pecho.

También varias llamadas además de las previstas, algunas muy especiales. debí estar a lo largo del día casi tres horas al teléfono (CHORPRECHA, LOCH MOVILECH CHIRVEN PARA HABLAR). Y de remate, docenas de personas felicitándome en las redes, aunque creo que si me ha parecido una avalancha puede ser porque estamos todos en casa y tenemos más tiempo para las redes, no porque me haya vuelto de repente un foco de atracción.

En cualquier caso, fue un cierre genial para un año que ha sido bastante duro (sí, cuento los años de 20 en 20 de abril) y es un buen comienzo para uno que se ve con muchísima incertidumbre.

En los pasados 365 días he salido del todo del armario, me he llevado buenas sorpresas y algún desengaño (muchos más de los primeros que de los segundos), he aprendido a mirar con crudeza las partes de mí que no son buenas y comprobado que sigo siendo vulnerable al chantaje emocional, pero que eso sólo funciona una vez (y como las personas chantajistas se empeñan en repetir la jugada, les sale como el culo)

A nivel íntimo, nuestra red, nuestro afecto y nuestro compromiso siguen vivos. Y algunas personas tangentes me han regalado confianza, calidez e incluso intimidad.

Tangencias. Es una hermosa palabra. La amistad es una tangencia muy bella, y a veces una bellísima intersección.

(A otras personas probablemente las habré decepcionado: como dije antes, hay partes que no son buenas y sería absurdo fingir que no están ahí)

A nivel familiar, los hermanos hemos estrechado lazos entre nosotros y con nuestra matriarca, tuvimos una sesión de catarsis en la arterocon y hemos funcionado muy bien como equipo, pese a nuestras diferencias.

A nivel más cercano aún, mi chica está estupenda, de ánimo y de físico, y encima ha dado rienda suelta a una creatividad gráfica maravillosa (como prueba, su tarjeta de felicitación, que podéis ver en cabecera) y D ha crecido en estatura, confianza y madurez. Incluso con la que está cayendo, que para él y So sospecho que es especialmente dura, por todos los presentes truncados.

Profesionalmente, ahora me centro en proyectos personales que, afortunadamente, me dan para vivir. Creo que podría sobrevivir a lo que viene, pero eso prefiero no pensarlo. Cruzaremos ese río cuando lo alcancemos.

Físicamente he arrastrado varias lesiones desde el pasado junio y algunas no se han recuperado hasta este puñetero encierro. Pero he logrado mantener una forma aceptable y ahora mismo me encuentro muy bien, y con ganas de volver a dejarme arrastrar por M y E a alguna otra locura del tipo por Dios qué hago aquí si podría estar tan a gusto en mi sofá? porque pasado el momento de me quiero morir lo que sigue es muy, muy de disfrutar, y sobre todo de disfrutarlo en compañía

A nivel personal, creo que soy mejor ahora que hace 12 meses. Pero aún hay mucho por delante y espero (necesito) poder decir lo mismo el próximo 20 de abril. Aunque aprenda tropezándome y abriéndome la cabeza.

Y eso es todo lo que hay. Ni grandes revelaciones, ni consejos, ni humor, ni un texto demasiado elegante. Pero como este resumen es más para mí que para quien me lea y a mí me sirve así, así se queda.

Buenas noches a todo el mundo. Cuidaos, sobrevivid y, además, vivid.